El descanso de Tokugawa Ieyasu

... ver en Instagram

El Tōshō-gū fue construido desde 1634 hasta 1636, en los primeros tiempos del período Edo, para Tokugawa Ieyasu después de su muerte. Su nieto Iemitsu decidió edificar un mausoleo para que descansara el espíritu de su abuelo. Durante dos años, más de quince mil artesanos y carpinteros de todo el país trabajaron en la construcción del mausoleo que contendría las cenizas del shōgun Tokugawa Ieyasu. El mausoleo es considerado el clímax del estilo arquitectónico Gongen-zukuri, característico de los santuarios japoneses.

Fuente: Wikipedia