La vaca de las tierras altas es una raza bovina autóctona de las Tierras Altas de Escocia. Tienen grandes cuernos y largos pelajes, que pueden ser de color negro, atigrado, blanco, plateado (parece blanco pero con la nariz negra) o pardo, y son criadas especialmente por su carne.​ Se originaron en las Tierras Altas (Highlands) y las Islas Hébridas de Escocia y se mencionan por primera vez en el Siglo VI d. C. El primer libro de razas describe dos tipos de ganado diferente en las Tierras Altas, sin embargo en la actualidad solo existe uno debido a los cruces entre ambas.

Son una raza resistente, que ha sido cruzada para soportar las condiciones de las Tierras Altas escocesas. Su largo pelo le da la capacidad de hibernar. Los machos pueden llegar a los 800 kilogramos y las hembras hasta los 500 kilogramos.2​ Su leche tiene, por lo general, un alto contenido de grasa butírica y su carne es considerada de alta calidad, con un menor contenido en colesterol que otras razas de ternera.

A fines del siglo XIX fueron llevados ejemplares de esta raza a Norteamérica. Actualmente vive también en Holanda, Escandinavia, Argentina, Alaska o incluso España.

Fuente: Wikipedia