La construcción del templo budista fue lenta y treinta años después de comenzar las obras, éste todavía estaba inconcluso. El Emperador Saga nombró en el 823 a un sacerdote budista con el nombre Kūkai (空海) a cargo de continuar con las obras hasta su finalización, pero cuando éste murió en el 835 éstas seguían sin haber finalizado.

Fuente: Wikipedia