Fuente: blogs.stsci.edu

Eso es lo que nos ha pasado en los laboratorios…

Más de un año de parón cientí­fico. Los recortes han hecho mella en nosotros y todas las lí­neas de investigación y desarrollo que habí­amos iniciado se vieron truncadas o trunquesas.

Pero siempre hay luz al final del túnel carpiano. Y es por ello que estamos de vuelta. La Ciencia Infusa vuelve a la carga, como aquellas formaciones de caballos de los ejércitos aquellos. Llenos de energí­a, como Sandro Rey y empapados como Pamela Anderson, de nuevos conocimientos.

Nuevas incorporaciones, nuevas secciones, nuevas nuevas, nuevas viejas y más, mucho más, en esta re-inauguración de la revista de divulgación cientí­fica que más suspensos ha provocado en las nuevas generaciones.