Hoy nuestro personaje histórico a analizar es Hypatia de Alejandrí­a, nacida en el siglo IV a.C. (siglo palote, uve, antes del café) en el Egipto Ptolemaico (llamado así­, porque sus faraones eran descendientes directos de Ptolomeo (1), general macedonio, seguidor de Alejandro Magno (2), y que a la muerte de este heredó los territorios nubios, libios y tibios a ambas orillas del gran Nilo).
Hypatia, era hija de Hipófisis de Perifostio y de la bella Hypocrita de Mentirijillas, ambos oriundos de VillarGordo del Sebo (aldea a un tiro de piedra entre Córdoba y Semana Santa). Aun siendo muy niña, teniendo entre 35 y 40 años, se dio cuenta que las labores de casa le hastiaban y, hasta le resultaban desagradables, por lo que decidió permanecer soltera durante el resto de su vida (este hecho ya les fue vaticinado a sus padres en el momento de nacer, ya que la comadrona que atendió el parto le dijo a Hypocrita: “has tenido una soltera”, porque contrariamente a lo que la iconografí­a y algunos biógrafos nos han transmitido era fea con avaricia, o como la describí­a el filosofo ateniense Anphetaminon de Kolokate: persona con belleza interior pero con cáscara difí­cil de pelar).
De este modo se dedicó a las matemáticas, siendo una de las máximas autoridades de la materia en esa época, (si bien es cierto que en esos años debí­a ser muy fácil, ya que lo mas difí­cil que habí­a que estudiar era el Teorema de Pitágoras, y aún se encontraba a medio desarrollar, así­ que ustedes ya me diréis). Escribió sobre geometrí­a, algebra y astronomí­a, llegando incluso a mejorar el astrolabio, mediante la incorporación de un nuevo material, desconocido hasta ese momento, que no era otro que la siliconae, quedando así­ este instrumento con una apariencia y vistosidad mas resaltada, acorde con los canones de belleza del momento, si bien no pudo obtener la patente de su mejora, que ella querí­a registrar con el nombre de astromorro.
Murió a la edad de 45 o 60 años, durante una pelea en una fiesta orgiástica con un grupo de cuadrigueros (3) denominados Cristiano’s Riders en uno de los locales de ambiente de la zona, por mantener sus creencias, ya que Hypatia era seguidora de la corriente filosófica del paganismo (cuyo lema era: “si tu no pagas, yo hago lo mismo”).

___________________________________________________________

(1) Su verdadero nombre era Bartolomé Pereira y Trujillo de Mendoza, Ptolomeo era un apodo, sobrenombre y/o/u mote que le pusieron sus más allegados, debido a que por culpa de una cistitis crónica que padecí­a, sufrí­a de incontinencia urinaria y no lograba retener lí­quidos que eran expulsados de su cuerpo mediante micción constante, continua y prolongada.
(2) Alejandro Magno, según los historiadores ortodoxos, se hizo celebre gracias a sus conquistas por todo el Asia Menor y alrededores, sin embargo nunca hacen referencia a su actividad como bodeguero y creador de un magnifico brandy que ha perdurado hasta nuestros dí­as.
(3) similar a actuales moteros, recuérdese que en aquella época el vehiculo ligero de moda era la cuadriga

tumulto a las puertas del local "La bella Isis" al intentar abandonarlo Hypatia sin pagar las consumiciones
tumulto a las puertas del local «La bella Isis» al intentar abandonarlo Hypatia sin pagar las consumiciones