Tras la lectura del articulo «la lengua que se comió el gato», escrito por Barbas en su blog, hemos reflexionado en el CSI (Center of Science Infuse), sobre la evolución del lenguaje en el ser humano como instrumento de divulgación, asi como la función paradigmatica del proceso de comunicación verbal y su evolución a lo largo de las distintas épocas y culturas.

Comenzamos nuestra investigación acudiendo al supermercado que hay junto al laboratorio del CSI en Villaviciosa del Orgasmo, no para conocer  » in situ» y «de facto» como se expresa verbalmente el vulgo y/o/u plebe, sino para agenciarnos unas «birritas» con las que amenizar los tediosos 3 minutos y 45 segundos de reflexión que nos costó formular esta teorí­a.

Al principo de la Humanidad la Naturaleza, con todo su esplendor ofrecia al ser humano cuanto necesiaba para su subsistencia, por lo que en ningun momento sintió la necesidad de comunicarse verbalmente, fue con objeto del primer contacto del hombre con la tecnologí­a (vease articulo frases celebres de la historia, donde se presenta la primera frase expresada por el ser humano).

De lo simple, e incluso rudo de las primeras manifestaciones verbales, el ser humano comenzó a desarrollar estructuras lingí¼isticas más complejas, aunque aun no existí­an nexos de enlace entre los sintagmass que configuraban las oraciones fueran y/o/u  fuesen estas simples o complejas. De este modo se formaron las lenguas declinadas, en nuestro ambito sirva de ejemplo el latin. (no existian articulos, determinantes, etc. palabras que sirven para concatenar las diferentes partes de la oración).

Tomemos una frase como ejemplo de lo expuesto. esta frase es la archiconocida «Ave Cesar, morituri te salutant», y cuya traducción a nuestro idioma (más moderno y complejo) serí­a: «Hola Emperador de Roma, los que dejaran su vida luchando en la arena del circo, para divertimento del pueblo romano, te envian un cordial y afectuoso saludo». Aunque hemos encontrado otra traducción alternativa » Hola Emperador de Roma, te saludamos y nos cagamos en tus muertos». En el CSI, hemos llegado a la conclusión de que esta segunda traducción quizas exprese mejor el sentimiento de quien decí­a la frase, pero estamos convencidos de que la que prevalece es la primera, mas que nada por cuestiones protocolarias.

La siguiente evolución del lenguaje, es seguir aumentando la complejidad de los contenidos lingí¼isticos, y cuyo culmen podemos encontrar en la literatura barroca. Sirva como ejemplo el siguiente verso de Don Luis de Gongora y Argote:

«Oh excelso muro, oh torres coronadas

de honor, de majestad, de gallardia.

Oh gran rio, gran rey de Andalucia»

cuya traduccion seria muralla sobre el rio Guadalquivir.

La mayorí­a de exegetas del lenguaje abogan porque la evolución de las lenguas tiende a la economí­a, es decir un lenguaje será mas evolucionado cuanto menos palabras se necesiten para expresar nuestras ideas, sentimientos, necesidades, etc.

En la actualidad, vemos claramente esta evolución, sirva de ejemplo un saludo muy comun. Pepe ve por la calle a Juan, al reconocerlo le dice «¿Pasa Quiyo?», cuya traducción es: «Hola Juan, como te encuentras de salud desde la ultima vez que nos vimos». Juan responde: «tirando», que vendrí­a a significar algo asi: «En terminos generales me encuentro bien, si no fuera por un pequeño resfriado nasal que arrastro desde hace unos dí­as».

Asi nació la teoria concomitante de la retroactividad lingí¼istica, y que se formula del siguiente modo y/o/u manera:

Todo lenguaje complejo y estructurado con la finalidad de establecer la comunicación entre dos seres humanos y/o/u personas fí­sicas, evoluciona de tal manera que volvera a sus comienzos, cuando era mas simple y conciso.

Incluso actualmente tenemos registrados casos en los que se ve de modo determinante y/o/u palpable la teorí­a enunciada:

Pepe, se encuentra en el bar, y tras la ingesta continuada de cuatro tercios de Mahou, su vegija urinaria comienza a lanzar impulsos nervioso-sensoriales a su cerebro haciendole sentir la imperiosa necesidad de acudir al W.C. a reducir la tensión a la que se ve sometido este organo interno. Presto y solicito nuestro personaje tras la consabida pregunta: Oye niño, ¿donde está el meodrom0?, y despues de la consabida respuesta: Al fondo a la derecha, empuja la entreabierta puerta del W.C. pero hete aqui que en ese mismo momento Juan se encuentra en el interior haciendo lo propio.

Pues bien una vez descrita la situación, procedemos a analizar la conversacií²n que se produce en ese instante, para que veamos como se llega a la extrema simplificación lingí¼istica.

Pepe empuja la puerta, y desde dentro Juan dice: eeh!!!, a lo que Pepe responde: ooh!!!!, contestando de nuevo Juan: aah!!!!.

Nos encontramos frente a un tipo de comunicación semejante al del hombre de Neanderthal, que veiamos en el articulo de frases celebres.

Pero, veamos ahora que han querido en realidad decir nuestros personajes:

Pepe empuja la puerta del W.C. y Juan le dice: Perdona (inicia con una peticion de perdon por aquello de restar violencia a la situación, porque si alguien ha de pedir perdon serí­a Pepe que invade la intimidad de Juan), aun no puedes pasar, porque me encuentro en el interior realizando mis necesidades fisiologicas.

Pepe inmediatamente le respondera: Perdona (se vuelve a emplear una petición de perdon, para seguir restando violencia a la situación, que queramoslo o no es embarazosa para nuestros dos personajes) no me habia percatado de tu presencia en el interior, ya que la luz estaba apagada (esto de la luz es una excusa, para justificar en cierto modo, la metedura de pata, porque en realidad Pepe ha entrado como un toro en una cacharreria dado lo apremiente de su necesidad)

Juan le replica: Bien, pues dado que ambos nos hemos percatado de la situación, me haces el favor de esperar fuera a que concluya la micción en  la mas estricta intimidad.

Esperamos que con este articulo hayais comprendido hacia donde evoluciona el lenguaje humano, y cuales serán las consecuencias sociales que ello acarreará.