Oooh, Marte…

Llegamos en nuestro recorrido por el sistema solar, al que sin lugar a dudas es el planeta más conocido del mismo. Marte.

Evidentemente, la principal caracterí­stica de este planeta es su variopinta población. Varias especies pueblan la superficie del planeta. Destacan los muy conocidos Marcianos, inteligentí­simos seres, divididos a su vez en varias razas, por su tono de piel. La raza más extendida es la de tez verdosa, cabezas prominentes y dos antenas. Son una raza bonachona, verbenera y pacifista.

En su contra, los marcianos grises, comunmente conocidos como ‘Los Grises’ son una raza hosca, violenta y xenófoba. Su principal tarea es la de realizar abducciones en la Tierra, normalmente a personas de bajo coeficiente intelectual y notoria obsesión por el sexo. Estas abducciones suelen terminar en violentas orgí­as interplanetarias.

En tercer lugar y recientemente descubiertos por la Ciencia Infusa aparecen los Transformables (Transformers en inglés), inmiscuidos en una guerra civil desde hace centenares de años. Curiosamente, se erigen como únicos pobladores del planeta rojo, evidenciando el desconocimiento de la existencia de las otras especies del planeta.

Geomorfológicamente, Marte es una enorme roca colorada, con uns finí­sima atmósfera desgastada por un aberrante efecto invernadero. Su órbita es orbital mientras que su rotación es, curiosamente, rotacional. Su movimiento de traslación alrededor del sol empléa exactamente una vuelta en completarse, este hecho es conocido como «Paradoja de la Traslación Marciana» y es fuente de acalorados debates cientí­ficos.

Marte es el primer planeta del sistema solar, excluyendo el nuestro, en el que se confirman teoremas fundamentales como el Teorema de Pajosky o el Teorema de las Redes Multifuncionales.