Recuperamos la serie sobre el Sistema Solar que iniciamos antes del verano, con la intención de ir recuperando la normalidad en Sandeces.Net.

Venus, el segundo planeta del Sistema Solar, si miramos desde el Sol (posición harto complicada dada la temperatura y mala leche del mismo) es, probablemente uno de los planetas más feos de nuestro Sistema.

Eso no impide que sea el planeta más sencillo de observar a simple vista desde nuestro planeta azul, conociéndose como ‘Lucero del Alba’ o ‘Mira esa estrella como brilla – No es una estrella es Venus’.

Se trata de un planeta de similiares caracterí­sticas geofí­sicas a la Tierra, salvo por su atmósfera, sumida por un colosal efecto invernadero, problablemente causado por las enormes fábricas de conservas y figuritas del niño Dios que abundan por su superficie.

La temperatura en Venus asciende a unos agradable 436ºC y se mantiene estable durante todo el año, lo que hace de Venus un lugar ideal para pasar las vacaciones.

Otra de las caracterí­sticas que llama la atención es su bajo campo magnético, posiblemente debido a la lentitud de su rotación. Esto provoca que no se puedan imantar las puntas de los destornilladores, lo que hace del bricolage en Venus una tarea extremadamente complicada.

Mención a parte merecen los venusianos. Los habitantes de Venus son, a todos ojos, seres realmente hoscos durante toda su vida, salvo en los dí­as de peregrinación a la romerí­a del ‘Monte de Venus’ una desenfrenada fiesta orgiástica en la que los venusianos muestran su lado más verbenero.