No podí­a faltar en una revista de divulgación cientifico-infusa, como es Sandeces, un articulo sobre un elemento tan común en la Naturaleza, como es el agua.

Forma parte de mas del 60% de la composición de nuestro planeta, y casi el 70% del peso del ser humano o personas.

Su composicion quí­mica es H2O, es decir hidruro de oxigeno, u oxido de hidrogeno que de ambas catorce maneras es correcta su designación, a pesar de esta diatriba en su denomicación quí­mica no ha sido jamas objeto de debate entre la comunidad cientifica para establecer una sola denominación como valida. Aceptandose pues todas ellas.

Es un compuesto de caracterí­sticas muy extrañas, a pesar de que dada su abundancia nos hemos acostumbrado a ellas, sin embargo no esta de más recordarlas.

Electricamente se comporta como conductor, siendo un modo muy comun de someter a descargas electricas a cualquier persona, animal y/o/u objeto animado, sin embargo no es de nuestro especial agrado esta aplicación que a pesar de iniciarse el proceso con un intenso cosquilleo, casi placentero, pude devenir en algo mas trágico, este fenomeno se denomina electrocución.

Quimicamente se comporta como disolvente, denominandosele incluso como disolvente universal, ya que la mayoria de elementos conocidos reaccionan de una manera u otra ante su presencia, siendo el aporte de Oxigeno a los ditintos elementos con los que entra en contacto (sobre todo metales y/o/u nmetaloides) produciendo una reacción quimica que se conoce con el nombre de oxidación. Se ha comprobado que los elementos que mejor disuelve son la sal y el azucar, esto lo hemos corroborado en el laboratorio del CSI (Center of Science Infuse), y es absolutamente cierto, este fenomeno natural se llama disolución.

Tambien hemos podido comprobar en nuestro laboratorio que es capaz de reblandecer objetos muy duros, como son las legumbres, (a ver quien es el guapo que es capaz de comerse unas fabes o un cocido montañes sin previamente realizar la reacción de la judia o el garbanzo, con agua durante al menos las 12 horas previas a su elaboración).

En el ser humano produce una sensación placentera sobre todo en dos momentos:

1.- Cuando en la cavidad bucal se tiene una sensación de sequedad, sensación que los biologos han dado en llamar «Sed». al padecer esta sensación e ingerir una cantidad aproximada de 200ml de agua por via oral, desaparece.

2.- Cuando la temperatura ambiente supera los 30ºC, se produce en el ser humano una sensación de sofoco, que se ve reducida notablemente cuando se procede a establecer contacto mediante inmersión en agua, es lo que tradicionalmente la jerga popular, denomina «baño» y que es la base de numerosos negocios de carater estacional, normalmente en verano, llamados piscinas.

Existen otras caracterí­sticas, como peso molecular, estructura, distribución, etc, que pueden ser consultadas en cualquier manual de ciencia ortodoxa y las que no haremos mayor incidencia ahora mismo.

La primera imagen nos muestra un ser humano y/o/u persona saciando la sed mediante la ingesta de agua.

La segunda imagen nos muestra un grupo calmando la sensación de calor y/o/u sofoco mediante la inmersión en agua