Como todos sabemos, y si no yo os lo explico, la ciencia ortodoxa ha dado en llamar Criptozoologia, al estudio y localización de animales que se intuye que existen pero no han podido obtenerse prueba de su existencia.

Hoy vamos a demostrar como el denominado Raton Perez existe…

Tradicionalmente, se cree que este animal deja monedas a los niños de la especie humana que pierden su primera denticion (o dientes de leche), nada mas falso, ya que eso supondria que el Raton Perez deberí­a ser inmensamente rico, lo cual es totalmente incierto, ya que se ha podido comprobar fehacientemente que es pobre de solemnidad, con certificado de pobreza emitido por la Asociacion Nacional de Pobres, Parias y Otras Personas Sin Recursos (A.N.P.P.O.P.S.R.). Aunque no es menos cierto que circula el rumor de que es inmensamente rico gracias al trafico de marfil procedente de los dientes que recoge. La unica certeza que existe respecto a este peculiar ser de la creacion, es que se trata del animal que mas dientes tiene.

Se alimenta de restos de Tallarines al Pesto, que obtiene mendigando en Pizzerias y restaurantes italianos de la ciudad, a cambio de no roer los cables de la instalacion electrica y dejar sin alimentacion los neones de los rotulos de los locales.

Duerme una media de 18 horas diarias, dedicando 6 horas para buscar alimento, por lo que dificilmente podria dedicarse a dejar monedas en las almohadas de los niños. Asi pues la imagen del Raton Perez como intercambiador de dientes por monedas, debe pasar al mas estricto de los olvidos de los mitos y leyendas que ha forjado el ser humano ante la carencia de respuestas a los enigmas.

El propio Ayuntamiento de Madrid ha ratificado nuestros descubrimientos y ha colocado una placa conmemorativa en una de las calles donde fue visto por ultima vez el Raton Perez, ya que tenemos constancia de su difusion por esta ciudad y sus barriadas perifericas.