Desde Villajoyosa de los Plateros, pedaní­a de Sant Sadurni del Cava Fresquito, nos llega la consulta de Jordi Palafrugell Garcí­a y Montserrat Gaitan de Maqueda, lectores asiduos de cienciainfusa.net

Estimados profesores del CSI (Center Science Infuse), que hay de cierto en la teorí­a concomitante de la influencia perniciosa de los procesos postmoleculares de los péptidos. Ha llegado a nuestras manos un ejemplar de este libro y no tenemos claro si es que si o es que no, o pudiera darse como tercera opción un quizás.

Queridos Jordi y Montserrat, como sabéis los péptidos han sido objeto de estudio pormenorizado en los laboratorios de CSI (Center Science Infuse). También hemos recibido por correo intrauterino un ejemplar encuadernado en facsí­mile cuero, con lomo adobado y tapa de berberechos, de dicho libro, con un nombre, a nuestro parecer más pomposo que el contenido en sí­ del mismo.

Según la teorí­a concomitante de la influencia perniciosa de los procesos postmoleculares de los péptidos, estos al ser sintetizados podrí­an causar alteraciones de las mucosas gástricas, así­ como laceraciones masivas e inciso contusas en las papilas gustativas y bulbos olfativos. Incluso a raí­z de la publicación de esta teorí­a hay lugares en los que se ha prohibido expresamente sintetizar péptidos. Si bien en la obra que nos citas estos efectos podrí­an presentarse en el propio ser humano, la postura del CSI, es que en laboratorio solo hemos encontrado parcialmente esos efectos, pero siempre en seres inferiores a una pulgada y media de radio cerebral. Nos parece que el libro nos muestra una alarma medico social inusitada e injustificada.

La raí­z de nuestras afirmaciones viene dada por la propia formula de la sí­ntesis de los péptidos:

P2+KK=Péptido+gas+residuo acuoso con restos de materiales no digeridos.

Solo en los residuos acuosos con restos de materiales no digeridos, es donde podemos hallar algún elemento contaminante, que bajo ciertas premisas y/o/u circunstancias, podrí­an dar los efectos descritos pero solo, como dijimos anteriormente, en animales inferiores, ya que estas especies carecen de metabolo.

Las Vacuolas digestivas del metabolo, son capaces de elaborar feromonas mono y bidigitalizadas, que permiten interferir en las reacciones polinucleicas de los elementos contaminantes, impidiendo llevar a cabo los enlaces covalentes entre moléculas ortoparenterales que son necesarios para producir las alteraciones fisiológicas descritas por el libro.

En los seres humanos, y más si tienen apariencia de persona, hemos determinado, que ante la exposición prolongada a los péptidos, solo encontramos que los bulbos olfativos de la pituitaria roja de los senos internos de las fosas nasales se insensibilizan, lo cual más que una contrariedad puede llegar a ser una ventaja.

Si habéis leí­do el libro en cuestión podéis deshojarlo y usarlo para limpiar vuestras partes bajotraseras de restos de péptidos.

Nota: la primera imagen muestra el pictograma normalizado para prohibir expresamente la sintesis de péptidos en un lugar determinado. La segunda imagen recoge una instantanea del experimento llevado a cabo en el CSI, que consitió en someter al sujeto a la sintesis directa y continuada de péptidos. En la tercera imagen la chica que aparece acaba de sintetizar un peptido ante el sujeto objeto del experimento anterior, sin embargo notese la cara de felicidad del individuo ya que mediante la insensibilización de sus fosas nasales ante la exposicion prolongada a los péptidos no es capaz de percibir la sintesis.